Saltar al contenido
  • Rossignol y el origen del esquí
Ver menu
Podcast / Rossignol y el origen del esquí

¿Sabes qué tienen en común un carpintero, unos espías y un gallo, con los Juegos Olímpicos de Invierno y los vikingos?. Esta semana me hago un eslalon sobre el branding de la marca Rossignol y el origen del esquí.

Aunque el consenso no es total, la mayoría de expertos coinciden en que el esquí se originó en Escandinavia. Para que te hagas una idea, en Roday (Noruega) se han encontrado petroglifos de cazadores con esquís datados en el año 2500 a.C.

De hecho la palabra ski proviene del antiguo término nórdico skíth, que significa «palo» o «trozo de leña», que a su vez proviene de la raíz indoeuropea skeid, que significa «cortar». Por lo que podríamos decir que esquí significa algo así como «palo cortado».

Representación de vikingos esquiando
Representación de vikingos esquiando

El primer texto en el que se menciona al esquí es del año 500 d.C., y fue gracias al historiador bizantino Procopio, quien en su libro «La historia secreta» mencionaba a “gente veloz que se deslizaba por la nieve”. Está documentado que antes del año 1000 d.C. los vikingos utili­zaban esquís de madera para des­plazarse por los territorios nevados. Además la propia mitología escandinava veneraba a dioses del esquí como Ull o Skade. Mientras que en China también había testimonios escritos que explicaban cómo los pueblos nórdicos de aquella época cazaban sobre unos «caballos de madera» que llevaban en los pies.

También es notorio que, en el siglo XII, el rey Sverre de Noruega ganó la batalla de Oslo gracias a una ingeniosa unidad de espías esquiadores. Curiosamente, un siglo después, el patinaje sobre hielo se convirtió en un deporte muy popular, sobre todo en los Países Bajos.

Pero el esquí tal y como lo conocemos en la actualidad no nacería hasta que en el siglo XIX otro noruego llamado Sondre Nordheim creó el esquí moderno. Nordheim tuvo la idea de crear unas fijaciones para los esquís dejasen los talones libres. De esta forma el esquiador tenía más libertad de movimiento y por lo tanto era más ágil. Este hallazgo vino acompañado de una técnica de esquí que bautizó como Telemark, en honor a la provincia Noruega de igual nombre, donde Nordheim había inventado esta forma de hacer giros sobre sus tablas de esquiar.

Sondre Nordheim padre del esquí moderno
Sondre Nordheim padre del esquí moderno

Con el tiempo el tamaño de los esquís se fue recortando. Las versiones más «primitivas» alcanzaban casi los cuatro metros de largo, por el 1,80 m de media que suelen medir en la actualidad. Esto depende sobre todo del fabricante y la modalidad de esquí. Precisamente el fabricante que marcó los primeros estándares de la industria del esquí fue el también noruego (ya te lo imaginabas) Martin Madshus.

Madshus fue fundada en 1906 y eso la convierte en la marca de esquís más antigua del mundo. Pero por muy poco porque el año siguiente, 1907, fue el año en el que inició la actividad nuestra protagonista de hoy, la marca Rossignol.

La historia de Rossignol echa a andar en 1907, cuando un carpintero de nombre Abel Rossignol empezó a fabricar esquís en su pequeño taller de bobinas y husos de hilo para los telares de las fábricas textiles de Voiron, en la cuenca del Ródano. El esquí se estaba extendiendo como la pólvora y todo el mundo sabía que los mejores esquís se hacían en Noruega. Así que en 1911 viajó a Noruega y se pateó el país para aprender los secretos de los artesanos locales.

Fábrica de Rossignol en Voiron. Abel Rossignol
Fábrica de Rossignol en Voiron. Abel Rossignol

Rossignol descubrió que la mejor madera era el nogal americano y que la clave estaba en saber elegir el árbol adecuado. Detectar las mejores vetas e incluso oler la resina de los árboles fueron dos enseñanzas que obtuvo y que rentabilizó nada más volver a Francia. Para empezar, en 1909 ganó el primer premio en el concurso nacional de fabricación de esquís organizado en Chamonix por el Touring Club de Francia.

Había conseguido un gran producto, pero necesitaba que lo conociera más gente, más esquiadores. Durante años siguió trabajando de manera artesanal pero en los años 30 la entrada de su hijo (de nombre también Abel) en la empresa, dio un nuevo rumbo al negocio.

El hijo convence a su padre de que necesita un prescriptor para la marca, un experto que tenga credibilidad dentro del sector, que además les ayude a vender y mejorar sus esquís. Es aquí cuando entra en la ecuación el esquiador francés Émile Allais.

Émile Allais
Émile Allais

Allais puso en el mapa a la marca Rossignol en los quintos Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino, disputados en 1935, en Mürren, Suiza. Quedó subcampeón en la modalidad de descenso y en la combinada. Pero la cosa no acabó ahí. Al año siguiente se celebraron los Juegos Olímpicos de Invierno en Garmisch- Partenkirchen, y obtuvo la medalla de bronce en las modalidades de slalom y la combinada. Rossignol no solo se había convertido en una marca conocida, además era una firma de prestigio.

Alcanzado el éxito, Abel Rossignol siguió trabajando en nuevos métodos de carpintería de esquís hasta que en 1939 patentó un esquí que estaba construido con laminas de madera en lugar de bloques sólidos de madera. Este esquí laminado proporcionaba mayor solidez y un mejor comportamiento en la nieve, por eso el Olympic 41 (como fue bautizado) es considerado el primer esquí moderno.

Con esto, las ventas se dispararon y Rossignol le demostró al mundo dos cosas, sus éxitos no eran flor de un día y que los franceses sabían hacer esquí igual o mejor que los noruegos. Esto llamó la atención de un joven empresario que compró la compañía en 1956.

Olympic 41 de Rossignol
Olympic 41 de Rossignol

Laurent Boix-Vives adquirió la marca Rossignol para convertirla en el líder mundial de una incipiente industria del esquí. Para empezar decidió concentrar la producción en el esquí, abandonó el torneado de madera y se aseguró el apoyo del esquiador Émile Allais. Y poco a poco fue haciendo una producción cada vez más industrial. Solo te doy un dato. En 1956 produjeron 8.000 pares de esquís; cinco años después 50.000; y en 1986 producían 8.000 pares esquís diarios.

Primeras acciones publicitarias
Primeras acciones publicitarias

A estas alturas ya te ha quedado claro que esquí es sinónimo de Noruega, precisamente por eso la identidad visual de la marca Rossignol ha ido asumiendo los colores de Francia con el paso de los años. Según crecía la popularidad y el prestigio de la marca, el riesgo de ser vista como una marca Noruega era mayor, así que, como buenos chovinistas, Rossignol ha ido dejando muy clarito en su logotipo que es una marca muy francesa. Verás…

Para empezar su símbolo es un gallo con dos esquís con los colores de la bandera gala. El gallo es un icono que han usado muchas marcas francesas, la más conocida Le Coq Sportif. Esto es así porque desde la época Romana el gentilicio de las gentes que vivían en las Galias era «Galo» y muy similar a «Gallus», que significaba «Gallo» en latín. Los enemigos de los franceses usaron este doble sentido como mofa, pero ellos lo cogieron como símbolo nacional.

El gallo es el símbolo troncal de la identidad de Rossignol
El gallo es el símbolo troncal de la identidad de Rossignol

El universo gráfico de Rossignol consta de dos líneas paralelas que representan la huella que dejan sus esquís en la nieve. Y el tercer elemento diferencial de su identidad es el color azul de la suela de su modelo más laureado… el Strato.

El Strato Azul fue el primer esquí en superar el millón de copias vendidas entre 1965 y 1975. Un éxito que convirtió a Rossignol en el primer fabricante de esquís del mundo en 1973 gracias a una estructura técnica revolucionaria que usaba fibra de vidrio (material utilizado para hacer aviones), con un núcleo de madera. El Strato tenía la suela de color azul, un código visual que impregnó a la marca y la vinculó para siempre con dicho color.

Esquí Strato de suela azul
Esquí Strato de suela azul

Cuando te conté la historia de la marca Lacoste, ya quedó clara la relación tan especial que tienen las marcas deportivas francesas con la moda. Y en este caso no es diferente. Poco a poco Rossignol empezó a fabricar accesorios de esquí, tablas de snow, botas, ropa… y lo hizo tan bien que en 2005 la gigantesca QuickSilver compró todas las acciones de familia Boix-Vives para liderar el mercado del outdoor a nivel mundial.

Evolución de la marca Rossignol
Evolución de la marca Rossignol

Branding rules!

Fuentes

https://www.aramon.com/blog/aramon/origenes-esqui/
https://curiosfera-historia.com/historia-del-esqui-origen-inventor-y-evolucion/
https://es.wikipedia.org/wiki/Esqu%C3%AD
https://www.nevasport.com/noticias/art/48801/Madshus-El-fabricante-de-esquis-mas-antiguo-del-mundo/
https://www.rossignol.com/be/origins
http://www.soloski.net/index.php/articulos/2127-rossignol-100-anos-de-la-historia-del-esqui

Newsletter Newsletter

Escúchanos antes que nadie suscribiéndote a nuestra newsletter

Suscríbete con tus datos:

    ¿Nos cuentas qué necesitas?

      • +34 679 615 073