Ir al contenido
  • Podcast
  • Keiunkan, la marca más antigua del mundo
Ver menu
Ver todos los podcasts

Keiunkan, la marca más antigua del mundo

Bs 01x04 · 08min. · 07/09/15

Escuchar en:
Podcasts / Keiunkan, la marca más antigua del mundo

Antes de la invasión árabe del 711. En Francia la dinastía merovingia reinaba a los francos, mucho antes del nacimiento de Carlomagno.

Las islas británicas no habían empezado a sufrir el azote de los vikingos. Y aún no se había descubierto América, ni se había inventado la imprenta, o la pólvora…

Sinembargo, si viajamos al Japón de aquella época, nos encontramos en el segundo año de la era Keiun. No pretendo entrar en un análisis exhaustivo de esta era, pero sí que me sirve para establecer en ella el punto de partida de la empresa familiar más antigua del mundo: Nishiyama Onsen Keiunkan –que para no trabarnos la lengua, de ahora en adelante, llamaremos Keiunkan. Curiosamente la casa recibe este naming por haber sido fundada durante el periodo Keiun.

Castillo de Osaka

Castillo de Osaka

Desde 2011, Keiunkan tiene el honor de ser la posada más antigua del mundo, según el Libro Guinness de los Récords. Hasta entonces lo había sido la constructora Kongō Gumi, que también era nipona pero, a diferencia de Keiunkan, fue fundada en el año 578 d.C. por una familia de maestros constructores de templos budistas, que venían de Corea. De hecho Kongō fue la encargada de construir el conocidísimo castillo de Osaka, pero sus 40 generaciones de historia no soportaron la crisis económica y en 2006 fue absorbida por el Grupo Takamatsu.

De todas formas, estos casos de longevidad empresarial no son casualidad porque 7 de las 10 marcas en activo más antiguas son niponas, según un informe del banco de Corea. Y de las 5.586 empresas que hay en el mundo con más de 200 años de antigüedad, el 56% son japonesas, seguidas de Alemania con 837 empresas, que vienen a ser una cuarta parte de las que tiene Japón.

Entrada al ryokan Nishiyama Onsen Keiunkan

Entrada al ryokan Nishiyama Onsen Keiunkan

Pero volvamos la mirada hacia el sur de los Alpes japoneses, más concretamente a la  región de Yamanashi –en el centro del país–. Se trata de una zona famosa por las aguas termales que producen las filtraciones de agua de las montañas de Hayakama, que tienen la peculiaridad de formar unas pozas de agua caliente por las que fluyen miles de litros de agua por minuto. Bien, pues aprovechando este enclave tan idílico, en el año 705 d.C., Fujiwara Mahito decide fundar en la zona un Ryokan (posada tradicional japonesa). Lo cierto es que la hostelería es uno de los negocios más antiguos del mundo. De hecho, la mayoría de las empresas más longevas son hoteles, pubs, restaurantes y cerveceras –como vimos en este artículo sobre Mahou–.

Circuito termal de la Posada Keiunkan

Circuito termal de la Posada Keiunkan

Fujiwara Mahito no quiso crear un negocio, sino un servicio para la gente de los alrededores. Esto curiosamente resultó ser un reclamo turístico importante que atrajo a grandes personalidades de la historia japonesa: militares, samurais, shogunes, artistas, emperadores… imprimiendo así una fuerte idiosincrasia en la empresa, que llega hasta nuestros días, puesto que la familia no ha querido ampliar el negocio a costa de abrir nuevos establecimientos en otros lugares.

Fujiwara Kamatari (614-669) - Emperador Tenji (626-672)

Fujiwara Kamatari (614-669) – Emperador Tenji (626-672)

El padre de Fujiwara Mahito tuvo un protagonismo fundamental en el devenir del siglo VII japonés. Fue Ministro del Interior con el emperador Kōtoku y uno de los impulsores de las reformas orientadas a fortalecer el poder del emperador. Sin lugar a dudas Fujiwara Kamatari fue un hombre de estado, esto le granjeó la confianza de las fuerzas militares y de varios emperadores, pero sobre todo le sirvió para entablar una fuerte amistad con el que sería el emperador Tenji.

Cuando éste se convirtió en el 38º emperador japonés, le concedió al apellido Fujiwara el honor de tener su propio clan, –algo que le vendría muy bien, años más tarde, al negocio familiar–. Poco a poco, el clan pasó a ser uno de los más importantes, llegando incluso a ser frecuente que las princesas imperiales contrajesen matrimonio con señores de la familia Fujiwara.

Pero lo realmente sorprendente es que la propiedad de la marca ha pasado de manera sucesiva durante 52 generaciones de la misma familia. Pero no solamente eso, es que dentro del personal de la posada hay familias que han ocupado el mismo puesto durante generaciones. Con lo cual, os podéis imaginar el nivel de implicación y de servicio que tienen los trabajadores del ryokan. De hecho, para ellos no se trata de un trabajo para ganarse el sueldo, sino que es una forma de asegurarse que la posada está bien protegida.

Trabajadores japoneses saludando

Trabajadores japoneses saludando

El caso de Keiunkan demuestra que las pequeñas empresas sobreviven mejor al paso de los lustros. Esto es más evidente cuando vemos que el 89% de las empresas que tienen más de 100 años emplean a menos de 300 personas; en contraposición al promedio de vida de las empresas actuales, que está situado en 15 años según un estudio Standard & Poor’s.

Antes de terminar, una curiosidad más, y es que para comprender lo familiarizados que están los japoneses con este tipo de marcas y negocios, tenemos que indagar en su propio lenguaje, donde nos encontramos la palabra “Shinise” que significa: “Empresa en pie y de larga duración”algo que dice mucho de la cultura de trabajo nipona.

Branding rules!

Créditos

  • Intro: «Energetic Driving», GyMusic.
  • Incidental: «Samurai», Fushigi.
  • Cierre: «That positive feeling», Alumo.
  • Voz: Óscar Díaz, @OscarDiazES.

Fuentes

¿Nos cuentas qué necesitas?

  • +34 679 615 073