Saltar al contenido
  • PANTONE y el origen de las paletas de color
Ver menu
Podcast / PANTONE y el origen de las paletas de color

¡Hola, brander! ¿Sabes qué tienen en común Calvin Klein, un Cadillac y una imprenta, con Photoshop, Kodak y los pantis? Pues prepárate, porque vas a flipar en colores con la historia de PANTONE y el origen de las paletas de color.

Librerías cromáticas, cartas de color o las paletas de color son unas muestras de papel impreso en distintos colores que le facilitan la vida a los creativos. Si también diseñas o te mola el diseño, es posible que te suenen cartas como RAL o CNS, pero la paleta de colores primigenia Pantone. Por cierto, no la confundas con Panetone, como dijo una vez un cliente.

A mediados de los 50, Mervin y Jesse Levine fundaron la imprenta M&J Levine Advertising en Nueva Jersey. Empezaron dando servicio con 60 pigmentos diferentes que mezclaban entre sí a base de prueba y error. Su principal cliente era una empresa de cosméticos, pero el negocio no terminaba de arrancar. Así que en 1956 contrataron a un joven llamado Lawrence Herbert, un recién licenciado en biología y química que trabajó como comparador de colores.

Lawrence Herbert, fundador de Pantone.
Lawrence Herbert, fundador de Pantone.

No existía ninguna referencia cromática que garantizara la misma tonalidad para las empresas, por lo que los conocimientos de un químico resultaron clave para satisfacer la demanda en el ámbito de la publicidad. Lo primero que hizo Herbert fue reducir la paleta a 12 colores y los mezcló para conseguir una gama de tonalidades de cada uno de ellos. Esto ayudó a mejorar los números hasta que en 1962 la empresa entró en números rojos. Herbert, muy astuto, la compró con la financiación de una mujer de la que todavía hoy se desconoce su identidad.

Para las marcas internacionales, encontrar una uniformidad en el color de sus envases era fundamental, sobre todo después de lo que le pasó en su momento a Kodak: las ventas de carretes empezaron a caer porque la gente no compraba los que tenían la caja anaranjada porque pensaban que estaban defectuosos, eran falsos o se habían fabricado hace muchísimo tiempo.

Kodak encaró problemas por el color anaranjado de sus cajas, ya que tachaban a sus carretes como defectuosos.

Herbert había creado una paleta de colores para un cliente del sector textil que facilitaba a los compradores la elección de medias pantis, y estaba muy cabreado porque le había tocado mezclar a mano los tonos beige de cada muestra, ya que era complicado conseguir el matiz que esperaba de un fabricante de tintas. Buscó otros proveedores, pero cada uno de ellos definía los colores de forma distinta. Vamos, que al pedir un color «trigo» o «crema», el resultado fue una lotería.

Un día, de camino al trabajo, se puso a pensar alternativas para este problema. Y se dio cuenta de que la solución era crear un sistema de color en el que cada tono se expresara como un número. Así, si alguien en Nueva York quisiera imprimir algo en Tokio, abriría el libro de colores y elegiría el color 123, y se vería exactamente igual en todo el mundo. Entonces creó una página de muestra para enseñar cómo funcionaba el sistema, y se la envió a los fabricantes de tinta.

El Pantone Matching System (PMS) es un sistema numérico que asigna un código a 500 colores y que llega hasta 747 códigos.

En 1963, Herbert había creado el sistema Pantone Matching System (PMS), un sistema numérico que asigna un código a 500 colores para lograr una reproducción precisa en diferentes medios. Se convirtió en la referencia de la especificación de colores en las artes gráficas, ya que su «biblioteca de colores» alcanzó los 747 códigos.

El éxito de PANTONE fue forjándose hasta que alcanzó reconocimiento mundial en los 80. En esa época, PANTONE autorizó el uso de su sistema a empresas como Adobe Systems, quien lo integró en Photoshop, lo que amplió su alcance y popularidad. A partir de entonces, PANTONE se convirtió en una herramienta imprescindible para la industria del diseño.

Una de las primeras ediciones de Photoshop con PMS
Una de las primeras ediciones de Photoshop con PMS

Llegados a este punto de la historia, seguro que te estás preguntando de dónde viene el naming de Pantone. El nombre «Pantone» proviene de la combinación de las palabras «Pan» (todo) y «Tone» (tono), reflejando así la ambición de la marca de abarcar todos los tonos de color posibles.

PANTONE ha realizado numerosas acciones de marketing que han impulsado su brand awareness, y una de las más destacadas es el «Color del Año»: la elección anual de un color que representa las tendencias del momento. Esta elección es comentada y seguida por la industria de la moda, el diseño y la publicidad, generando oportunidades de negocio para Pantone.

El «Color del Año» es la elección anual de un color que representa las tendencias del momento.

Además, PANTONE ha colaborado con Nokia para crear una colección de móviles inspirados en los colores de la compañía. Estos dispositivos permitían a los usuarios personalizar su teléfono y reflejar su estilo. También ha desarrollado un sistema para clasificar los colores olorosos, permitiendo a los diseñadores explorar la conexión entre los sentidos visuales y olfativos.

En cuanto a usos bizarros del sistema PANTONE, Lisa Herbert, hija de Lawrence Herbert, ha dicho que Calvin Klein solía tener un chip PANTONE en su cocina para indicar el color exacto que quería para su café.

Espero que hayas disfrutado de este recorrido por la historia de PANTONE. Y recuerda que los colores tienen el poder de transformar nuestro mundo, y PANTONE ha sido el catalizador de esa transformación.

 

Branding Rules!

Fuentes:

pantone.com
elmundo.es
lavozdegalicia.es
mpwarren.medium.com

0 respuestas a «PANTONE y el origen de las paletas de color»

Newsletter Newsletter

Escúchanos antes que nadie suscribiéndote a nuestra newsletter

Suscríbete con tus datos:

    ¿Nos cuentas qué necesitas?

      • +34 679 615 073