Saltar al contenido
  • Casillero del Diablo y el origen del vino del infierno
Ver menu
Podcast / Casillero del Diablo y el origen del vino del infierno

¡Hola brander! ¿Sabes qué tienen en común el diablo, una leyenda y Manchester United? Pues pasa hasta el fondo porque te voy a contar la historia de la marca Casillero del Diablo y el origen del vino del infierno. 

La historia de «Casillero del Diablo» comienza en Chile, a finales del siglo XIX, de la mano de un visionario llamado Melchor Concha y Toro. Melchor nació un caluroso 27 de diciembre de 1833 en Santiago de Chile. Este tipo no era solo un empresario, también fue un destacado político y abogado. Primero estudió en el Instituto Nacional y después se tituló como abogado en 1857 en la Universidad de Chile. 

Tras cursar sus estudios decide irse a París. Allí quedó embriagado por la ciudad, por sus aromas y sobre todo por el sabor de sus vinos. Así que podríamos decir que «se empapó” bien en el mundo de la viticultura y la enología.

Melchor Concha y Toro, fundador de Casillero del Diablo.

De vuelta en Chile, se metió en la política, siendo diputado varias veces entre 1861 y 1882. Y como te puedes imaginar, Melchor Concha y Toro estaba muy bien relacionado. Eran años en los que la Masonería gozaba de un estado reputacional excelente, y aunque muchas de sus amistades y socios sí está contrastado que fueron francmasones, no te puedo confirmar que él lo fuera… pero sí te puedo decir que (por cómo gestionó sus negocios) estaba muy influenciado por los valores de progreso, humanismo e integridad que caracterizan a los masones. 

A su regreso de Francia, en 1883, Melchor decidió que iba a plantar viñedos; y se puso a sembrar las primeras cepas de vino en un viñedo ubicado en la región de Pirque, que bautizó como ”Concha y Toro”… como su apellido. Este sería el punto de partida para una de las marcas de vino más reconocidas a nivel mundial.

En 1883, Melchor decidió plantar viñedos en la región de Pirque bajo el nombre de Concha y Toro.

Para empezar importó cepas de uva francesa –como no–, lo que marcó un hito en la calidad del vino chileno. El vino de Melchor pronto ganó reconocimiento y prestigio a nivel nacional e internacional. A principios del siglo XX, ya estaba conquistando mercados en Europa y Estados Unidos. Y en este sentido tengo que decirte que la calidad y la historia detrás de su vino más famoso jugaron un papel crucial en su éxito.

Cuenta la leyenda que Melchor Concha y Toro, escondió una preciada colección de vinos en su bodega privada, que estaba protegida detrás de una reja de hierro forjado. Sin embargo, con el tiempo comenzó a notar que las botellas desaparecían extrañamente. Parecía que ese lugar secreto ya no era tan secreto, y que la gente del pueblo, al haber oído hablar de sus exquisitos vinos, no podía resistir la tentación de probarlos por sí mismos. Al necesitar una nueva forma de proteger su tesoro, Melchor recurrió al folklore chileno.

Melchor Concha y Toro escondía una valiosa selección de vinos en una bodega privada que a pesar de proteger con barrotes, acababa siendo robada.

Sabiendo lo supersticiosa que era la gente del pueblo y cuánto temían a los fenómenos de otro mundo, difundió el rumor de que existían extraños eventos nocturnos que solo podían explicarse de una forma: el diablo habitaba en sus bodegas. Impulsado por la imaginación de los lugareños, cada sonido en la bodega, cada eco, sombra y forma, dio más valor a la historia. 

Rápidamente, el rumor se convirtió en una leyenda… y no desaparecieron más botellas. De aquella forma tan curiosa y tenebrosa dio a luz una de las marcas más famosas de Chile y uno de los vinos más emblemáticos del mundo…«Casillero del Diablo”. 

Para proteger el robo de sus vinos, Melchor comenzó la leyenda de que estaban custodiados por el diablo, forjando así su marca.

Los que nos dedicamos a crear y gestionar marcas valoramos muchísimo el storytelling en las empresas porque es crucial para transformar productos y servicios en experiencias memorables, y esto conecta emocionalmente con los consumidores y, sobre todo, genera una lealtad duradera. Y claro, con este historiote, estaba cantado que la identidad visual, la narrativa, e incluso la identidad sonora de los vinos «Casillero del Diablo” iban a girar entorno a Lucifer.

Entonces, si te digo que esta marca suele ir acompañada por un símbolo que representa la imagen estilizada del mismísimo diablo, pues no te sorprende. Destaca el color rojo sobre fondos negros y la tipografía gótica en el logotipo que refuerza la imagen misteriosa y atractiva de la marca.

El logo de los vinos destaca el color rojo sobre el negro con una tipografía gótica que refuerza la imagen misteriosa.

A lo largo de los años, «Casillero del Diablo» ha utilizado estratégicamente este relato legendario para diferenciarse en un mercado saturado, convirtiendo cada botella en una experiencia sensorial única y envolvente para sus consumidores. Por eso el marketing siempre ha sido clave para «Casillero del Diablo”… Además, una leyenda tan chula da mucho juego para hacer acciones de todo tipo. 

Por ejemplo, Casillero del Diablo es el vino oficial del Manchester United, que también tiene un diablo en su escudo, y es conocido como “los diablos rojos”. ¡Es que no hay un vino mejor para este equipo!

Casillero del Diablo es el vino oficial del Manchester United, conocidos como los «diablos rojos».

En la actualidad, «Casillero del Diablo» es parte del conglomerado vitivinícola Concha y Toro, una de las compañías de vinos más grandes del mundo.

La marca ofrece una amplia gama de vinos, desde Cabernet Sauvignon hasta Chardonnay, todos con la misma calidad que Melchor estableció. Con el añadido misterioso que la bodega original donde surgió la leyenda del «Casillero del Diablo”, hoy está abierta al público y es una atracción turística bastante popular en Chile.

En resumen, la historia de «Casillero del Diablo» es una mezcla única de pasión por la viticultura, marketing creativo y una leyenda cautivadora. Esta marca ha conquistado el mundo con sus vinos de alta calidad y su historia única. La próxima vez que disfrutes de una copa de «Casillero del Diablo», recuerda que estás bebiendo de la bodega del mismísimo Satanás.

Branding rules!

0 respuestas a «Casillero del Diablo y el origen del vino del infierno»

Newsletter Newsletter

Escúchanos antes que nadie suscribiéndote a nuestra newsletter

Suscríbete con tus datos:

    ¿Nos cuentas qué necesitas?

      • +34 679 615 073